Relato de un curioso hecho

Gracias a Enelda Mendoza Orosco, funcionaria de la Universidad de Cartagena, que me recordó este hecho y que me pidió lo relatara, hoy Domingo. Ella supo de este acontecimiento, y que hoy lo relato con mucho gusto y, como un hecho anecdótico agradable, simpático, pero al mismo tiempo desconcertante por su final inesperado. Que sirva pues de razón para dominar mejor las reacciones y los impulsos emotivos que producen aveces las figuras artísticas de renombre mundial .

Leer más