lunes 27 mayo 2024
elespaciodigital

Ni con la renuncia de Rubiales: las campeonas del mundo no volverán a la selección

Las campeonas del Mundo españolas mantuvieron este viernes su rechazo a regresar a la selección tras el beso forzado de Luis Rubiales a Jenni Hermoso, en una jornada en la que el expresidente de la Federación Española (RFEF) declaró ante el juez como investigado en el procedimiento abierto por un presunto delito de “agresión sexual”.

“No vienen”, dijeron este viernes a AFP fuentes cercanas a la Federación sin dar mayores detalles, antes de que la nueva seleccionadora, Montse Tomé, ofrezca la lista para los próximos partidos de Liga de Naciones contra Suecia y Suiza el 22 y el 26 de septiembre.

También puedes leer: El Everton de Inglaterra tiene nuevo dueño

Las 23 campeonas del mundo, junto a otras decenas de jugadoras, habían firmado un comunicado el pasado 25 de agosto, rechazando volver a la Roja hasta que no hubiera “cambios estructurales reales, que ayuden a la selección absoluta a seguir creciendo”.

Además, “todas las jugadoras que firman el presente escrito no volverán a una convocatoria de la selección si continúan los actuales dirigentes”, añadieron en aquel comunicado.

La dimisión de Rubiales el pasado domingo, la destitución del anterior seleccionador, Jorge Vilda, y el nombramiento en su lugar de Tomé y las promesas de más cambios por parte de la federación no parecen haber sido suficiente para que las jugadoras vuelvan a vestir la Roja.

Su rechazo a volver con España se produce en el mismo día en el que Rubiales acudió a la Audiencia Nacional, principal instancia penal español, para ser interrogado, a puerta cerrada, por el juez Francisco de Jorge, a cargo del caso.

Rubiales llegó acompañado de su abogada y sin realizar declaraciones a las decenas de periodistas que le aguardaban.

Desde una reciente reforma del Código Penal español, un beso no consentido puede considerarse agresión sexual, una categoría penal que agrupa todos los tipos de violencia sexual.

Te invitamos a leer: Miguel Ángel, el hincha de Millonarios nominado a los premios The Best

Las penas por un beso forzado pueden ir desde una multa hasta cuatro años de prisión, de acuerdo con fuentes de la Fiscalía.

El ministerio público también contempla un supuesto delito de coacciones, ya que Hermoso afirmó en su declaración “que tanto ella como su entorno más próximo sufrieron una presión constante y reiterada por parte de Luis Rubiales y el entorno profesional de este, para que justificara y aprobara los hechos”, de acuerdo con la querella de la Fiscalía.

Scroll al inicio