sábado 23 septiembre 2023
elespaciodigital

Crisis en la isla italiana de Lampedusa por la oleada de migrantes

La pequeña isla italiana de Lampedusa se vio en apuros este jueves para hacer frente a la llegada de unos 7.000 migrantes en embarcaciones desde el norte de África, el equivalente a toda la población local.

El centro de acogida local, con capacidad para menos de 400 personas, se vio desbordado por hombres, mujeres y niños obligados a dormir fuera en camas de plástico improvisadas, muchos envueltos en mantas de supervivencia.

Te puede interesar: ONU advierte que se desconoce el “alcance” de la catástrofe en Libia

El buen tiempo propició las llegadas a las costas italianas en los últimos días. Más de 5.000 personas llegaron al país el martes y casi 3.000 el miércoles, según datos del Ministerio del Interior.

Según Matteo Villa, del grupo de reflexión ISPI, el número de llegadas en 48 horas es un «récord absoluto».

La Cruz Roja italiana, que gestiona el centro de acogida de Lampedusa, «hace lo imposible, y más que lo imposible», aseguró este jueves su presidente, Rosario Valastro, en un comunicado.

El municipio declaró el estado de emergencia local, y el miércoles estallaron tensiones mientras la Cruz Roja distribuía comida, obligando a la policía a intervenir. Este jueves, cientos de migrantes más llegaron a la isla, pero muchos otros fueron trasladados a Sicilia, y la Cruz Roja aseguró que la situación estaba «más bajo control».

Localizada a unos 145 km de la costa de Túnez, Lampedusa es el uno de los puntos de escala para los migrantes que cruzan el Mediterráneo.
El miércoles, algunos jóvenes fueron al centro histórico de Lampedusa, donde un fotógrafo de AFP vio a algunos comiendo helados.

Varios dijeron que estaban hambrientos, pero pocos tenían dinero y algunos restaurantes los rechazaron. Otros establecimientos les ofrecieron comida gratis, o habitantes y turistas se la pagaron. La mayoría de los migrantes son rescatados de sus frágiles embarcaciones en el mar por los guardacostas, que los llevan al puerto de Lampedusa.

También puedes leer: Ucrania anunció que derribó 17 drones rusos del tipo “Shahed”

Pero muchos no llegan tan lejos. Más de 2.000 personas han muerto este año cruzando entre el norte de África e Italia y Malta, según la agencia de la ONU para las migraciones. La última víctima conocida fue un bebé de cinco meses, que supuestamente cayó al agua el miércoles cuando formaba parte de un grupo que estaba siendo llevado a la orilla.

Desde hace años, el centro de acogida de Lampedusa tuvo dificultades para hacer frente a las llegadas. Las organizaciones humanitarias indicaron una falta de agua, comida y atención médica.

Scroll al inicio