domingo 23 junio 2024
elespaciodigital

Manchester City humilló al Real Madrid

Manchester City se reafirmó como el gran favorito al título de la Champions League 2022-23. Los dirigidos por Pep Guardiola eliminaron ni más ni menos que al Real Madrid, vigente campeón del certamen, tras imponerse con un imperial 4-0, 5-1 en el global. Baile absoluto.

Al cuadro cityzen le bastó la primera parte para sentenciar la eliminatoria a su favor y dejar maniatado a un rival que jamás logró entrar en partido. En el complemento sellaron la humillación. Terrible noche de Carlo Ancelotti y compañía.

Desde los primeros minutos fue impactante la superioridad del City. Guardiola optó por copar el mediocampo y a partir de allí mantener la posesión. El balón iba de lado a lado mientras que el rival no lograba siquiera cortar circuitos.

Te puede interesar: Ackermann ganó la etapa 11 del Giro de Italia; Thomas mantiene el liderato

Las primeras grandes oportunidades llegaron por cuenta de Erling Haaland, quien encontró en Thibaut Courtois su antoagonista. Tuvo dos cabezazos prácticamente a quemarropa dentro del área chica: el primero llegó al cuerpo del meta belga y en el segundo fue Courtois el que voló magistralmente para evitar la caída de su arco.

La apertura del marcador no tardó en llegar. Sobre los 24 minutos, De Bruyne encontró un resquicio y envió un espectacular pase filtrado para dejar solo a Bernardo Silva, que definió por encima de Courtois. Locura en el Etihad Stadium. La ventaja era para los de Guardiola.

El Madrid reaccionó a los 34′. Toni Kroos soltó un bombazo de 30 metros que se estrelló en el travesaño. Una jugada aislada fue la única forma de generar peligro. La colectividad era absolutamente nula.

La respuesta llegó dos minutos después para dejar prácticamente sentenciada la eliminatoria. Bernardo Silva no desperdició un rebote dentro del área y de cabeza, con meta vacía, sentenció su doblete. David Alaba, que protegía el palo, nada pudo hacer.

https://twitter.com/ChampionsLeague/status/1658941100881485825

Al final, las estadísticas de la primera mitad dieron cuenta de la absoluta superioridad del dueño de casa: 72% de posesión frente al 28% merengue.

Si bien el Real Madrid lució un poco mejor en la segunda parte, fue incapaz de generar peligro. La solidez defensiva del City le impedía aparecer a Karim Benzema y Vinicius, los grandes ausentes de la noche.

Precisamente la primera ocasión clara fue para los españoles, nuevamente a partir de la media distancia. Alaba se hizo cargo de un tiro libre cercano al área, remató con suma potencia, pero Ederson, de gran partido también, evacuó magistralmente.

Pero esa mejoría del Madrid obedecía más a que el City tampoco sufría sin el balón. Lo dejaba acercarse, pero no le concedía espacio alguno en el último tercio.

También puedes leer: Millonarios, el mejor equipo de Colombia

Y cuando parecía que el duelo había entrado en una tensa calma, el local le dio la estacada final al moribundo Madrid. Avisó Haaland con un remate mano a mano dentro del área que entre Courtois y el travesaño impidieron; después, un centro de costado peinado por Manuel Akanji terminó desviándose en Eder Militao. Imperial 3-0.

Ancelotti movió su banco de suplentes a la desesperada, pero no había nada qué hacer. Aquel milagro de la temporada pasada lucía inalcanzable, por no decir imposible. Lo intentó Dani Ceballos con un buen derechazo a la altura del punto penal, pero Ederson una vez más salvó.

Y en tiempo añadido llegó la cereza del pastel. El recién ingresado Julián Álvarez recibió un excepcional pase filtrado de Phil Foden y definió con sutileza por el costado derecho de Courtois. Humillante 4-0 en Etihad.

Manchester City va por su segunda final europea y sueña con su primera consagración en Champions.

Scroll al inicio