domingo 23 junio 2024
elespaciodigital

El insólito golazo de Miguel Ángel Borja en su doblete con River Plate

River Plate volvió al triunfo ante a Arsenal por 3-1, en uno de los encuentros jugados el domingo con los que se completó la cuarta fecha de la Copa de la Liga de la primera división del fútbol argentino.

El colombiano Miguel Borja (3) abrió temprano la cuenta en una curiosa jugada en la que intentó dominar la pelota, tras un pase frontal de Simón, pero su toque se elevó y pasó por encima del arquero Medina para ingresar en el arco de Arsenal.

Te puede interesar: Escándalo en el Real Madrid: tres jugadores detenidos por la difusión de un video sexual

Dominante y decidido, el Millonario aumentó antes de la media hora en un estupendo disparo del uruguayo Nicolás de la Cruz (28), que remató desde treinta metros y su remate combado sorprendió al portero visitante.

En la segunda mitad, River bajó la intensidad y Arsenal halló el descuento en un centro de Juan Cejas (57).

Sin embargo, cuando parecía que el encuentro se le podía complicar al equipo de la banda roja, el local encontró un penal por mano de Breitenbruch sancionado a instancias del VAR, y Borja (74) anotó desde los once metros para darle tranquilidad a los más de 80.000 hinchas de River que colmaron el estadio Monumental.

“El equipo dio una muestra de carácter, creo que el mío fue un gol que sirvió para aportar. Era importante sumar en nuestra casa, volver a sumar de a tres porque no arrancamos bien, pero vamos a dar pelea hasta el final”, destacó el charrúa De la Cruz, una de las figuras del encuentro.

Para River, fue su segundo triunfo en la Copa de la Liga, que alterna con dos derrotas, en medio de una campaña con dificultades en sus salidas del estadio Monumental.

También puedes leer: Ni con la renuncia de Rubiales: las campeonas del mundo no volverán a la selección

En el otro encuentro de la jornada, Godoy Cruz y Belgrano igualaron 0-0, en un cotejo marcado por los incidentes que se produjeron cuando un grupo de hinchas del ‘Bodeguero’ intentó ingresar en el estadio Malvinas Argentinas (Mendoza, a unos 1.050 kilómetros de Buenos Aires) sin entradas.

La Policía reprimió a los fanáticos con balas de goma y gases lacrimógenos, que por efecto del viento se trasladaron a las tribunas del estadio donde había varias mujeres y niños que debieron ser evacuados hacia otro sector. Dada la situación, los bomberos debieron tender una especie de puente sobre el campo de juego, mientras el partido estaba interrumpido.

Scroll al inicio